Entrevista a Natalia Morskova, lecciones de vida de una leyenda del balonmano

cabecera bauerfeind

Hicieron falta once operaciones de rodilla, con sus largas y duras rehabilitaciones, para que Natalia Morskova dijera adiós a los 38 años a su primer amor: el balonmano. La hispanorrusa, para los que no la conozcan, es una leyenda viva del deporte y una de las mejores jugadoras de balonmano de todos los tiempos. Disciplina, pasión y superación son tres palabras que definen su vida y su historia. Llegó en 1991 a nuestro país para colocar al balonmano femenino en lo más alto y aquí se ha quedado para seguir ayudando e impulsando el deporte desde otras perspectivas como el entrenamiento y la nutrición. De su entrevista podemos sacar muchas lecciones. Desde ‘La vida es movimiento’ adelantamos una dirigida a deportistas: “Que se cuiden mucho a nivel físico y mental, ya que si pueden prolongar su vida deportiva cuidando sus lesiones, más tiempo disfrutarán del deporte”.

Os dejamos la entrevista que le hemos realizado para que podáis escuchar la historia y las vivencias de esta leyenda deportiva de viva voz.

http://lavidaesmovimiento.com/prensa/entrevista-a-natalia-morskova-leyenda-del-balonmano-espanol/

morsko01

  • “Un consejo que les doy a los deportistas o las personas que empiezan a hacer deporte es que no dejen y ni abandonen algo que les gusta por una derrota”.
  • “El deporte ha sido una forma de vivir la vida“.
  • “La inteligencia emocional es una asignatura pendiente para cualquier ser humano, no solo para los deportistas”.
  • “Con estrés emocional puedes engordar por mucho que entrenes y comas bien”.
  • “Me arrepiento de no haberme cuidado lo suficiente para poder estar más entera de mis lesiones. Quizá, en aquel entonces, me faltó un poco de conocimiento. Tenía que haber sido más cuidadosa y darme más tiempo para recuperarme”.
  • “Ganar no es ser campeón porque tienes que mantener ese estatus”.
  • “El balonmano ha bajado mucho porque no hay profesionales. Las mejores jugadoras que se han ido creando, o se han retirado, o tienen que sobrevivir fuera de España”.