Rugby, una filosofía de vida.

Toni_Rugby.

Últimamente, cuando enciendo la tele y veo el deporte, con frecuencia aparecen noticias de violencia en los terrenos de juego y en los aledaños del mismo. Unas mal llamadas “aficiones” que son capaces de viajar miles de kilómetros para pegarse con la afición del equipo contrario. Padres insultando a los árbitros y a los jugadores delante de sus hijos dando un nefasto ejemplo.

Mal llamados jugadores que en mi opinión, son simples mercenarios que se venden al mejor postor.

Yo soy un exjugador de rugby y quiero aprovechar este espacio para hablar de este deporte tan especial y a la vez tan desconocido y poco apoyado por las instituciones.

Jugar al rugby no es solo practicar un deporte, es una filosofía de vida, una manera de ser.

Rugby

Es un deporte que te infunde valores que otros deportes quizás no transmiten.

El rugby te enseña que en la vida no puedes hacer las cosas solo, que te tienes que rodear de amigos. Te enseña que la vida es dura y que para alcanzar un objetivo tienes que luchar (entrenar) y que por mucho que te golpeen y te tiren al suelo tienes que tener fuerza para levantarte con más ganas y con más fuerza.

Dentro del terreno de juego hay mucha rivalidad, los jugadores se placan, se golpean el contacto es extremo. Pero dentro de esa maraña de jugadores, manos y músculos entrelazados se tienen un grandísimo respeto. Respeto por el árbitro, respeto por tus contrarios que practican y sienten y defienden los mismos valores que tú.

En el terreno de juego solo el capitán de cada equipo se puede dirigir al árbitro y tratándolo de “señor”.

Un deporte donde un mal gesto se castiga con una tarjeta amarilla y diez minutos en el banquillo y una agresión la expulsión directa.

Cuando el árbitro pita el final del partido todo queda en el terreno de juego, los dos equipos se marchan a la ducha y el equipo de casa invita a tomar algo al visitante, es el denominado “Tercer tiempo”, en el cual los dos equipos comentan el partido y las jugadas acompañados de una cerveza fría y algo de comer.

En definitiva el rugby transmite valores tan importantes como la humildad, el respeto, trabajo en equipo y nobleza.

 

Un saludo y buen rugby!!!